Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style6

Redescubrir el placer en la sexualidad después de la menopausia. Testimonio.

Soy viuda desde hace 17 años, hoy tengo 69. Siempre pensé que mi vida de pareja se había terminado para siempre, que nunca más podría disfrutar de esos momentos que nos llevaron al clímax en una relación sexual.   ¿Y saben qué? Conocí a una persona hace tres años. En el principio de la relación sabía que en algún momento él iba a querer intimar conmigo y lo tomé, casi les diría, como una obligación. Me dije: ¿ A mi edad?

Acudí a la doctora para que me guiara. Con su maestría y calidez me hizo comprender que mi vida no había acabado y les cuento que no sólo pude recuperar mi deseo sexual sino que fueron, y siguen siendo, las mejores relaciones de mi vida. Las causas: la falta de estrés que hoy tenemos en esas situaciones, no tenemos prisa, podemos disfrutar más de abrazos y caricias, pero sobre todas las cosas el haber encontrado la guía de una profesional por excelencia.

La vulva y la vagina

Vivir en un cuerpo de mujer es una experiencia llena de misterios. La diversidad de experiencias del ser que nos ofrece lo erótico, lo maternal y lo creativo laboral, son vivencias que la naturaleza brinda y nos invita a descubrir y explorar.

¿Qué ocurre con los cuerpos? Sabemos que desde los orígenes de la humanidad los genitales han sido y son, lugares que generan controversias, invitan al misterio y silencian los deseos. Grandes pensadores científicos y psicoanalistas se han ocupado del tema de las comparaciones entre genitales de varones y mujeres.

Lacan dice: “(…) una ausencia allí donde en otros casos hay un símbolo muy destacado”, o como diría Aristóteles: “Sólo el hombre dispone de suficiente energía para desarrollar partes sexuales completas.”

Desde la ciencia médica, Galeno se refería al genital femenino como un genital masculino “invertido” y hasta el mismísimo Freud se refirió al tema diciendo: “(…) coge un ser humano, es decir un hombre, se le quita el pene y así se obtiene una mujer.”

Suele ser desconcertante si nos ponemos a pensar el genital femenino en Occidente, en la vida cotidiana, la cultura, la medicina, los mitos, la literatura, el arte. Los muñecos varones tienen un sobresalto en su genital, las muñecas mujeres nada. Vulva y vagina son espacios del cuerpo no nombrados, “allá abajo” solemos escuchar. Cualquier ginecólogo podría hacer una lista interminable con los nombres con los que las mujeres nombran sus genitales y también esto se ve en la representación. Veamos qué ocurre al pedirle a una persona que dibuje una vulva y un pene.

Mithu Sanyal en su libro “Vulva, la revelación del sexo invisible”, realiza una detallada investigación sobre el tema e intenta reconstruir el significado cultural del genital femenino y hacer visibles los intentos históricos, sobre todo en Occidente, por ocultar la vulva y su representación en los cuerpos femeninos.

El clítoris, parte muy importante de la vulva, ha sido objeto de tremendas aberraciones, desde considerarlo un órgano que produce locura hasta intentar desaparecerlo a través de la mutilación.
Volviendo a nuestro tema, nadie duda acerca de las funciones y la localización de órganos como el útero o los ovarios, pero al hablar de Vulva o Vagina se despliega el misterio. 

¿Vulva y Vagina, es lo mismo?


Vulva es la puerta de entrada del genital, formada por labios menores, clítoris, introito y glándulas accesorias. También allí desemboca la uretra de la vía urinaria y ofrece una zona extensa a ser descubierta en búsqueda de sensaciones eróticas, un espacio sagrado que trae consigo los disparadores que al ser explorados permitirán un mapeo sensorial personal y único de descubrimiento del placer genital; es el punto de partida del camino al orgasmo.

La Vagina, en cambio, ampliamente incorporada al lenguaje cotidiano, representa el espacio de comunicación entre la vulva y el útero, y que para la reproducción aloja al pene como una vaina a su sable. Matteo Colombo le da su nombre en el año 1599 haciendo referencia a “aquella parte en que la pica es introducida en su vaina”.

La Vagina, además, es un lugar del cuerpo de la mujer por el que escurre la sangre menstrual y participa activamente durante la fase de excitación ya que es partir de sus paredes que trasuda el líquido que la lubrica y se escurre por la vulva brindando sensación de humedad y lubricación durante la excitación sexual.

La vagina no tiene músculos propios, pero está rodeada de los músculos del periné que brindan sostén a los órganos internos y participan activamente en la respuesta orgásmica, facilitando además la penetración. También se pueden utilizar métodos anticonceptivos dentro de la vagina, como los diafragmas, preservativos femeninos y los anillos hormonales.



Al ser una zona con muy alta irrigación sanguínea, la vía vaginal es una vía óptima para la absorción de medicamentos. Además, es un espacio corporal muy cómodo y discreto para el uso de productos durante el sangrado menstrual como tampones y copas de siliconas.

Es por todo esto que invito a las mujeres a reconocer sus genitales, mirarlos, tocarlos, explorarse. Habilitar a las niñas desde pequeñas a reconocerse en su totalidad corporal, y así incorporar todas las sensaciones que luego le harán disfrutar del placer erótico sexual, y cuidar de la salud de sus cuerpos independientemente de la identidad o el rol de género que construyan.

Sandra Magirena
Médica ginecóloga y Sexóloga
MN 65.130 – UBA
www.sandramagirena.com.ar

V Jornada de Sexología y Diversidad Sexual

El sábado 24 de septiembre en la Fundación Sanatorio Güemes se llevó a cabo la V Jornada de Sexología y Diversidad Sexual, organizada por Conciencia Humana en la Salud, Aula de Ciencias de la Salud y GAPET, bajo la dirección del Dr. Adrián Helien y la Dra. Sandra Magirena.

Con cupo de asistentes completo, profesionales de diversas áreas de la salud se dieron cita para disfrutar de un evento en donde se abordaron distintos aspectos de la sexología clínica y la diversidad sexual, con exposiciones de gran interés académico. 

En la primera parte de la jornada estuvieron presentes la Dra. Sandra Magirena (Actualización sobre problemas del deseo sexual), el Dr. Adrián Helien (Los vínculos sexuales entre el amor y el dolor), el Dr. Adolfo Casabé (Más allá de la disfunción eréctil), la Lic. Patricia Faur (Adicción al sexo), la Lic. Claudia Teodori (Femicidio en Argentina) y la Dra. Rosa Pappolla (Universos sexuales juveniles en la consulta en sexualidad).

En el panel de Cirugías de reafirmación de género disertaron los doctores Javier Belinky y Marcelo Di Maggio. 

Por otro lado, el Dr. Adrián Helien junto al equipo del GAPET y Fundación Aiglé, disertaron sobre Experiencia trans en la niñez y adolescencia.

El panel de Experiencias clínicas estuvo a cargo del Mg. Dante Tolosa (De lo categorial a lo dimensional en el abordaje de una adolescente transgénero), la Lic. Liliana Castro (Entre pasillos: niñez y transexualidad), la Lic. Josefina Rabinovich (Varones y mujeres con esposas embarazadas. Lo semejante, lo diferente) y la Lic. María del Carmen Rodolico (Pendientes del debut sexual).

El clima afectuoso que se generó durante la jornada acompañó un momento único de aprendizaje e intercambio de experiencias e ideas entre disertantes y asistentes.
Agradecemos profundamente a todxs lxs que participaron y esperamos reencontrarnos en próximos eventos.

Compartimos con ustedes algunas fotos de la Jornada.











Actividad en Barcelona: Medicina integral cuerpo-mente

El viernes 9 de septiembre a las 19 hs., la Dra. Sandra Magirena brindará una conferencia sobre Ayurveda, Yoga y Mujer.

En un marco holístico/integral y de forma concisa, se abordarán los diferentes temas en los ciclos vitales de la mujer:

• El ciclo menstrual y los biotipos (doshas).
• Problemas que contradicen la regla y Yoga (dolor, flujo abundante, ausencia de regla, síndrome pre-menstrual).
• Concepción/embarazo.
• Posparto.
• Climaterio/menopausia.

¿Dónde?
En Café Lucy, Passeig Prat de la Riba 74, 08320 Masnou, Barcelona.

Programa para el manejo del estrés

Organizado por el Instituto Cardiovascular de Buenos Aires, los días 21 y 28 de septiembre, y 5 y 12 de octubre la Dra. Sandra Magirena desarrollará el Programa para el manejo del estrés en el Centro de Rehabilitación Cardiovascular: Miguel Sánchez nº 1313, Club Ciudad de Buenos Aires,  C.A.B.A., Argentina.

En cada encuentro se abordará una técnica diferente:

• Mindfulness: entrenamiento de la mente en atención plena.
• Ejercicio de respiración con monitoreo de la frecuencia cardíaca para evaluar el manejo del estrés.
• Trabajos corporales de integración cuerpo-mente como Yoga, Chi Kung y Stretching.

Se requiere inscripción previa, actividad arancelada.

Para más información: (011) 4105-7500, int. 3114, lunes a viernes de 14 a 16 hs.


Coherencia cardíaca para el manejo del estrés

En una entrevista con Cardiomás, la Dra. Sandra Magirena nos introduce en una técnica innovadora y eficaz para el estrés, basada en la inteligencia del corazón.




Es hora de ir dejando de pensar en el corazón como un simple órgano que bombea sangre. Howard Martin, vicepresidente del Instituto HeartMath en California, se anima a afirmar que: “Manda unas órdenes poderosas de sanación al cerebro y al resto del cuerpo … Cambia la onda de la presión sanguínea, produce hormonas y genera una comunicación electromagnética. De manera que hoy sabemos que el corazón está contribuyendo a nuestro bienestar.” Qué mejor entonces que disponernos a escuchar su sabiduría.

Una solución al estrés


En la entrevista con Cardiomás, la Dra. Sandra Magirena, quien se formó en el HeartMath Institute como entrenadora en técnicas de Coherencia Cardíaca, nos explica: “El estrés es una respuesta fisiológica que se dispara en nuestro cuerpo cuando nos enfrentamos a algo que puede ser una amenaza para la supervivencia. Nos prepara para luchar o huir. La respuesta es automática e involucra al sistema nervioso en general, las emociones, el sistema endocrino y al sistema inmune (sistema psiconeuroinmunoendocrinológico o PINE). Cuando esto ocurre, la sangre acude a los lugares donde es necesaria, como por ejemplo, los músculos, el corazón se acelera para bombear mejor, el sistema nervioso se pone en alerta y el sistema inmune responde según la demanda”.

Y agrega: “La respuesta al estrés no es mala, al contrario, nos protege, pero si esta respuesta no vuelve al estado basal en un tiempo adecuado o se genera una carga residual, como cuando persiste el estresor o no “soltamos” la mente, se produce el estrés crónico y esto es lo que nos enferma”.

Llegados a esta situación de estrés se nos recomienda calmarnos, aflojarnos. Sin embargo, la Dra. Magirena nos aclara: “el manejo del estrés es crucial para la salud, pero con la relajación sola, no basta.”

¿La solución? La Coherencia Cardíaca



¿Qué es la Coherencia Cardíaca?


Es un estado de sincronización entre corazón, cerebro y sistema nervioso autónomo, encargado de controlar las acciones involuntarias, como los latidos cardíacos, que genera mejor salud y rendimiento en general.

“No es una técnica de respiración ni de relajación, se trata de encontrar y mantener una variabilidad de la frecuencia cardíaca alta (VFC) psicofisiológica, que nos permita acomodarnos rápidamente al estado de equilibrio. Esto se realiza mediante el aprendizaje de determinadas técnicas y puede ser medido por un software diseñado y patentado por el Instituto HeartMath de California, EE.UU.”, explica Magirena, quien es HeartMath® Certified Practitioner.

Por su parte, Martin afirma que “el estado de coherencia es bueno para nuestra salud, para el cuerpo, para el sistema nervioso, para el corazón físico. También va liberando hormonas en el cuerpo, que nos van regenerando y que abren nuevas funciones cerebrales. Puedo definirlo como un estado en el que estamos muy concientes.”

Una de las maneras como podemos medir la calidad de la comunicación entre el cerebro y el corazón y cuantificar el estado de coherencia es, como decíamos anteriormente, analizar los cambios de nuestros ritmos del corazón, mediante el análisis de variabilidad del ritmo cardíaco (VFC).

La VFC no es lo mismo que frecuencia cardíaca (FC). VFC representa las variaciones que se producen entre cada latido cardíaco y no el número de latidos (FC). La medición de la VFC muestra cómo nuestro sistema se adapta a las situaciones de estrés y a las demandas medioambientales.


Las emociones tienen un profundo impacto sobre la VFC


Las emociones “negativas” como la frustración, causan patrones caóticos en los ritmos cardíacos, llamados patrones incoherentes.
Las emociones “positivas”, en cambio, como compasión, amor, aprecio, crean patrones cardíacos más suaves y tranquilos que favorecen un patrón coherente.


¿Cómo se alcanza la coherencia cardíaca?

“La coherencia se logra cuando las distintas partes del cuerpo están trabajando conjuntamente en armonía. Es un estado en que todos nuestros sistemas biológicos se están sincronizando con los ritmos del corazón. Es decir, la respiración, la digestión, la respuesta del sistema inmune, la liberación hormonal, se ponen a tono del ritmo cardíaco”, explica Martin.

La coherencia cardíaca permite “entrenar” al corazón para que el ritmo cardíaco tenga una VFC alta y de esta manera lograr una mayor sincronización del sistema psiconeuroinmunoendocrinológico (PINE), para responder más equilibradamente ante las emociones, conductas y sistemas homeostáticos internos.

Entrenar el corazón, para el Instituto HeartMath, significa lograr estados más prolongados de Coherencia Cardíaca. Esto se logra con la práctica de determinadas herramientas que se enseñan en sesiones o talleres, como la técnica de coherencia rápida o la técnica Freeze Frame, que han sido probadas en distintos centros de salud, educacionales, deportivos y empresariales desde 1.992.

¿Cómo es una sesión?

Los desarrolladores del instituto HearthMath crearon el emWave, un dispositivo fácil de usar para que cualquier persona pueda identificar su comportamiento cuando está estresado o ante emociones negativas para poder cambiarlo.
Se trata de un software que permite analizar el nivel de coherencia, ver los ritmos cardíacos, practicar y pasar de un ritmo caótico a coherente, pudiendo ver y monitorear todo este proceso en tiempo real, en una pantalla de computadora.

El emWave se utiliza, por ejemplo, en el Hospital Ramón y Cajal de España, para fomentar la relajación y reducir el dolor en algunos pacientes. John Curtin, presidente de la Fundación Sauce, que trabaja con este método en el hospital, afirma: “Es un método muy eficaz para controlar el dolor ya que un paciente sin estrés siente menos dolor y está más relajado”.

El paso a paso

• Se coloca un sensor en el lóbulo de la oreja del paciente, que registrará las pulsaciones.
• Las mediciones del sensor se muestran en la pantalla de la computadora con los distintos porcentajes de coherencia: baja, mediana y alta.
• En general, al conectarse, el porcentaje de coherencia de la persona suele ser bajo (se marca en rojo), o sea, está en un patrón incoherente.
• Luego de este diagnóstico, la persona comienza a realizar distintas técnicas, que se aprenden en un curso, para mejorar su nivel de coherencia.
• Así, poco a poco se puede ver cómo comienza a subir el porcentaje de coherencia, que se marca de color verde. La persona entra en una zona de patrón coherente, un estado óptimo de rendimiento y bienestar general.



La Coherencia Global


Los estudios del Instituto HeartMath han demostrado que al alcanzar altos niveles de Coherencia Cardíaca a través de la práctica, es posible mantener y sostener estados emocionales positivos que son muy saludables para nuestro organismo.

Pero, además, se está estudiando que el campo electromagnético del corazón se relaciona con el de otras personas, con animales y también, con el campo electromagnético de la Tierra. Este es un concepto muy importante e innovador, ya que permitiría la expansión de estados de coherencia con otros.

A raíz de esto, la iniciativa global de Coherencia Mundial que trabaja en pos de la paz en el mundo, pretende reunir a cientos de miles de personas en todo el planeta que quieran utilizar su intención y su foco en el corazón, de manera coherente, para que haya cambios en el mundo.


Los beneficios de la Coherencia Cardíaca


La Dra. Magirena nos aclara: “son muchísimos los beneficios, pero no son técnicas para combatir el estrés sino para regularlo, ya que como aclaramos en el principio, la respuesta al estrés es protectora y la coherencia cardíaca es un estado psiconeurofisiológico.”

Su uso regular ha demostrado los siguientes beneficios:

• Favorece el balance mental, físico y emocional.
• Desarrolla la capacidad de decisión intuitiva.
• Aumenta los niveles de energía.
• Mejora la agudeza mental y favorece la resolución de problemas
• Estabiliza rápidamente y mantiene el equilibrio en situaciones de estrés.
• Prepara y establece coherencia previa a potenciales situaciones estresoras (reuniones, competencias, presentaciones, etc.).
• Reduce los niveles de tensión arterial en pacientes hipertensos.
• Mejora estados de ansiedad.
• Mejora el balance hormonal.


¿Para quiénes está indicado?

• Cualquier persona
• Pacientes con dolor crónico
• Personas con desórdenes de atención
• Personas en rehabilitación por adicciones
• Programas de reducción de peso

Si bien que no tiene contraindicaciones y se puede usar en todo tipo de personas y a cualquier edad, Magirena aclara que “los dispositivos y programas no son de utilidad en personas con marcapasos o arritmias, aunque estos pacientes sí pueden beneficiarse con las técnicas de ejercicio de Coherencia Cardíaca”.

CardioMás

Testimonio de una mujer que sanó su útero a través del arte

Lo que no se agradece se pierde; y yo, Susana, en mi camino de sanación, fui aprendiendo a agradecer a luminosas personas que, por destino, se cruzaron en mi camino, por ejemplo: la Dra Sandra Magirena y la Lic. Sonia Jatamlavsky, mi terapeuta.

Relataré mi historia lo más brevemente posible.

En 1997, un año después de haberme casado descubrí, mediante una ecografía, que tenía dos fibromas relativamente grandes en mi útero. Mi esposo y yo queríamos tener un hijo, pero en cada intento de concebir los únicos que se hacían presentes eran los miomas. No eran mellizos, no. Eran dos odiosos fibromas. Sí, fue mucho lo que los odié y por un largo tiempo.

Entonces, un día, mi esposo y yo decidimos que no íbamos a pasar por tratamientos largos y psicológicamente dolorosos y nos ofrecimos como padres adoptivos en el Consejo de Menor y la Familia. Tras trámites interminables y varios años de espera, llegó Patricio a nuestras vidas. Sin embargo, cuando ya estábamos completos como familia, teniendo yo 40 años y sin haberlo buscado, por lo menos en forma consciente, quedé finalmente embarazada. Y ese útero de dos odiosos fibromas pasó a albergar a Gabriel, el otro amor de mi vida. Le dio espacio, nido, y perdoné a esos dos intrusos, los perdoné y les agradecí. Y le agradecí a mi útero también.

Después del parto, los fibromas se fueron haciendo más pequeños y gracias a los tratamientos homeopáticos, y a la confianza que me infundió la Dra. Sandra, no he presentado dificultades hasta ahora con mi útero, del cual estoy orgullosa.

Y para finalizar, el 9 de junio de este año di a luz a mi primera "hija", mi primer libro de poemas: “Esa mujer a lo lejos”, al que considero bien femenino y parido por mi útero, en cierta forma.


No la he pasado bien en mi vida, desde que nací, creo. Y sigo atravesando dificultades, pero apuesto a que la vida siga fluyendo. La vida, mi útero y yo; mi familia, mis sueños. Quiero seguir escribiendo. Quiero seguir creando.