Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style6


El 8 de marzo se conmemora la lucha de la mujer por su participación, en pie de igualdad con el hombre, en la sociedad y en su desarrollo íntegro como persona.

La idea de un Día Internacional de la Mujer surgió a fines del siglo XIX, en plena revolución industrial y durante el auge del movimiento obrero. La celebración recoge una larga lucha ya emprendida en la antigua Grecia.

Respetar las culturas, valorizar el trabajo, reconocer igualdad de géneros y promover el crecimiento y desarrollo a la par del hombre es el camino que se ha ido construyendo a partir de los movimientos revolucionarios de las mujeres trabajadoras.

Más que un festejo es un día de conmemoración y respeto a todas las que nos precedieron en la historia y lucharon fervientemente, aún a costa de sus propias vidas, por la igualdad de derechos y el reconocimiento de un trabajo digno.

Desde 1975, Año Internacional de la Mujer, el Día Internacional de la Mujer se celebra el 8 de marzo “para conmemorar la lucha histórica por mejorar la vida de la mujer”. Se conmemora en todo el mundo, a nivel local.

La propuesta de este año de ONU Mujer (Organización de las Naciones Unidas Mujer) es "Por un Planeta 50-50 en 2030: Demos el paso para la igualdad de género". En esta oportunidad la observancia de las Naciones Unidas reflexionará sobre cómo acelerar la Agenda 2030 para el desarrollo sustentable e impulsar la aplicación efectiva de los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible. Asimismo, se centrará en nuevos compromisos de los gobiernos bajo la iniciativa “Demos el paso” de ONU Mujeres y otros compromisos existentes en materia de igualdad de género, el empoderamiento de las mujeres y los derechos humanos de las mismas.



Este día nos invita a un momento de reflexión sobre los progresos alcanzados, es un llamado al cambio, y una celebración de los actos de valor y determinación tomados por mujeres corrientes que han tenido un papel extraordinario en la historia de sus países y sus comunidades.

Mantengamos encendida la antorcha de los Derechos de Niñas y Mujeres y apoyemos las iniciativas de igualdad, respeto a las diversidades y contra las violencias.

Por un mundo más justo, libre y en paz.


Sobre Sandra Magirena

Médica UBA. Ginecóloga y Sexóloga. Especialista Certificada en Ginecología Infanto Juvenil. Miembro del Equipo de Vulnerabilidad Infanto Juvenil del Hospital Álvarez, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, República Argentina.
«
Siguiente
»
Anterior

No hay comentarios:

Comentar