Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style6

La importancia de la elongación para la Salud (Stretching)
Alejandro Baldomir 
Prof . Nacional de Educacion Fisica . Masoterapeuta
El stretching desde siempre forma parte del comportamiento natural del ser humano y de la mayoría de los seres vivos. Dado que el movimiento es un elemento básico de la vida, el stretching se relaciona con los primeros movimientos vitales. Un recién nacido tras su primera profunda inspiración ya comienza a mover y estirar todos sus segmentos. Cualquier persona sana tiene la necesidad casi vital de estirarse y extenderse, sobre todo después de permanecer prolongadamente en reposo. En el mundo animal también se puede observar esta necesidad natural a estirarse tanto al finalizar el reposo como antes de cada lucha.
Una de las funciones motrices importantes con las que nacemos es la facultad de sentir el estiramiento. Aprovechémosla, porque así viviremos mejor.

¿Qué es el stretching?
Al traducir el término stretching al castellano utilizamos diversas palabras como estirar, elongar, extender, desperezarse, flexible, movible, elástico, ágil, ceder. Cuando queremos transmitir todas estas múltiples cualidades a nuestro organismo a través de un entrenamiento deportivo hemos de practicar regularmente el stretching. El stretching es la aplicación consecuente y sistemática de diferentes técnicas de estiramiento para mejorar la movilidad, la elasticidad y la flexibilidad de nuestro cuerpo y las funciones fisiológicas relacionadas con ello.

¿Todos pueden practicar stretching?
Cualquier persona sana y sobre todo cualquier deportista activo puede y debe practicar el stretching. El entrenamiento de estiramientos puede ser utilizado de la misma manera por deportistas aficionados y de tiempo libre como por deportistas de alto rendimiento o profesionales. Pero también aquellas personas menos ambiciosas deportivamente hablando, pueden sacar provecho de un programa de stretching ejecutado con regularidad. ¿Quién no conoce aquel estado de cansancio, fatiga y anquilosamiento por estar sentado durante mucho tiempo ya sea en casa o en la sala de espera, en el coche o en el avión, en un estadio o en un sillón delante del televisor, en la oficina o en el taller?
Cómo estimula y qué bien sienta entonces el estirarse extendiendo con ganas todo el cuerpo. Cada programa de stretching se ha de determinar individualmente teniendo en cuenta la edad, el peso, el sexo, el deporte practicado, la flexibilidad y el estado de salud de cada persona. Para iniciar un entrenamiento de stretching no se precisa ni de un especial talento deportivo ni de una determinada condición física.

Múltiples efectos del stretching 
Aumenta la movilidad de nuestras articulaciones
Aumenta la elasticidad de nuestros músculos, tendones, ligamentos, capsulas articulares y fascias musculares
Aumenta la lubricación articular, por lo que necesitaremos menos fuerza para realizar cualquier movimiento. Es decir que el stretching genera movimientos más fluidos y económicos.
El estiramiento relaja y elimina las contracturas musculares
Aumenta la velocidad de recuperación tras entrenamiento, después de entrenar ¡No olvides estirar!
Los tejidos elásticos, así como también los más fuertes, evitan el riesgo de lesión
El stretching, a través de la experimentación con la tensión de los tejidos, nos permite acceder a una mayor conciencia corporal y a una mejor facultad de sentir el cuerpo
Produce sensaciones de alivio y bienestar
Produce un equilibrio muscular que nos mejora la postura corporal

¿Cuándo practicar stretching?
Fuera del ámbito del deporte, el stretching siempre está indicado cuando uno está abatido o cansado o se siente rígido y contracturado, incluso cuando aún quedan por resolver tareas profesionales o privadas. Las pequeñas pausas de estiramiento revitalizan tanto física como psíquicamente y relajan el cuerpo. No obstante, aquel que desee mejorar considerablemente su flexibilidad en el stretching ha de observar una regla general: la correcta dosificación determinará el resultado. Para lograr unos resultados claros, es necesario estirar tres veces a la semana entre 10 y 15 minutos.
Los estiramientos pueden ser tanto activos (realizados por uno mismo), como pasivos. Dentro de los estiramientos pasivos existen distintas técnicas realizadas en parejas o con un profesional. Los estiramientos pasivos son más efectivos y aumenta los resultados al incrementar ligeramente los estiramientos mientras el paciente se relaja.

Por último agregamos un punto fundamental en la práctica de los estiramientos. La auto relajación a través de la respiración. Si intentamos practicar stretching en un nivel alto de stress, en presencia de dolor, el tono muscular se ve aumentado y no nos dejará llevar a cabo un estiramiento óptimo. Es muy importante que desde nuestra psiquis podamos relajar el cuerpo y también nuestro sistema nervioso. Podemos hacerlo de distintas maneras, pero la respiración normal y consciente nos puede ayudar a conseguirlo. Cuanto más relajados estemos a nivel psíquico, más eficaz será el estiramiento. Respire normal, tome consciencia de su cuerpo y no tolere dolores o sensaciones desagradables que le generan más stress.
Contacto : ale.mbaldomir@gmail.com

Sobre Sandra Magirena

Médica UBA. Ginecóloga y Sexóloga. Especialista Certificada en Ginecología Infanto Juvenil. Miembro del Equipo de Vulnerabilidad Infanto Juvenil del Hospital Álvarez, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, República Argentina.
«
Siguiente
»
Anterior

No hay comentarios:

Comentar