Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style6

Técnicas de Respiración para el Embarazo

La respiración es fundamental en la práctica del yoga, aún así, no es una técnica sencilla y requiere práctica y entrenamiento.
Durante el embarazo la respiración de la mamá, está íntimamente conectada a la de su bebé ya que, es a través del cordón umbilical, que el bebé recibe el oxígeno necesario para vivir y desarrollarse correctamente.

Existen tres tipos de respiración básica que se unen en lo que se conoce como respiración completa. Estos tres tipos incluyen la respiración abdominal o diafragmática, la respiración toráxico o intercostal y la respiración clavicular o superficial. Con el fin de dominar la técnica de la respiración completa hay que adquirir, primero la práctica por separado.

Se comenzará trabajando con la respiración abdominal, no es difícil para la embarazada centrarse en el abdomen ya que es su eje corporal y así, visualizar cómo éste se agranda durante la inhalación, como si fuera un globo que se hincha y se desinfla en la exhalación. Este tipo de respiración permite llenar la parte baja de los pulmones para una mayor entrada de prana (energía vital).

La zona torácica es también indispensable, ya que se verá poco a poco invadida por le útero en crecimiento. De esta manera, en el segundo tipo de respiración, se trabaja ensanchando la zona intercostal por ejemplo, visualizando un acordeón que se abre cuando se produce la inhalación y se cierra con la exhalación, esto dará como resultado una mayor capacidad pulmonar y oxigenación del cuerpo.

Por último, la parte superior, la respiración clavicular, será muy útil en algunos momentos que se necesite acelerar la respiración en el momento del trabajo de parto, o bien para una respiración más de tipo superficial.

La respiración completa, es la suma de estas tres respiraciones en una. Comenzando por la respiración abdominal, siguiendo por la toráxico, terminado por la respiración alta y para exhalar, se hace de forma inversa, comenzando por la clavícula, se juntan las costillas y se vacía el abdomen llevando el ombligo a la columna, vaciando completamente los pulmones. Es importante que la respiración completa se realice de forma dinámica y en con una postura de columna recta para no obstaculizar el pasaje y bloqueo del aire.

La respiración en Yoga se realiza siempre por la nariz, salvo en ocasiones especiales o técnicas específicas, la razón de ello se debe a que la nariz, con sus vellosidades, logra filtrar las toxinas que puede traer el aire y permite una regulación de la temperatura, debido a que permite calentar el aire, lo que no sucede cuando se respira por la boca. Otra característica de la respiración yóguica, es que siempre es rítmica, sirviendo para regular la energía (prana) y trabajar el incremento de la profundidad, tanto en la inhalación como la exhalación. En Yoga para Embarazadas se trabaja acostumbrando a las alumnas a prolongar la exhalación de manera paulatina, esto ayudará a conseguir una relajación cada vez más profunda, necesaria para el posterior descanso entre las contracciones.

Dentro de las técnicas de respiración, una de las más importantes para el embarazo, es la que se conoce con el nombre de Respiración Oceánica (Ujayi). Esta respiración se localiza en la garganta, su particularidad es que en el proceso de la exhalación, el paso del aire se dosifica cerrando parcialmente la glotis, es una sensación como estar tragando algo, esto dará como resultado un sonido que se asemeja a una ola rompiendo en el océano. Siempre trabajo con las alumnas que visualicen un proceso de formación olas gigantes y cómo éstas rompen en el agua, el sonido que se va creando, produce una profunda relajación y conexión íntima. El sonido de esta respiración, es similar al que producen ciertas personas cuando duermen profundamente. La respiración Ujayi u Oceánica, es excelente para la futura mamá en el momento de pujar, ya que permite conectar con un proceso continuo sin tener que retener y bloquear el aire y así, evitar que se quede sin aliento.

Nuestra respiración es una herramienta de la que disponemos y saber utilizarla de manera conciente nos abre a un mundo de posibilidades infinitas. Comenzar tomando conciencia de cómo es nuestra respiración, es el primer paso para conocer nuestro cuerpo, nuestras emociones y nuestra capacidad de influir sobre cualquier aspecto de nuestra vida. El momento del embarazo es una muy buena excusa para aprender más sobre una misma y observar las repercusiones de nuestras acciones no solo en nuestro cuerpo sino en la creación de una nueva vida.

Próximamente, más entregas sobre los distintos tipos de respiración en Yoga para Embarazadas.

Namaste,

Eliana D´Alessandro
Psicóloga-sexóloga-Instructora de Yoga
dalessandroeliana@gmail.com

Sobre Sandra Magirena

Médica UBA. Ginecóloga y Sexóloga. Especialista Certificada en Ginecología Infanto Juvenil. Miembro del Equipo de Vulnerabilidad Infanto Juvenil del Hospital Álvarez, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, República Argentina.
«
Siguiente
»
Anterior

No hay comentarios:

Comentar