Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style6

¿Es bueno consumir lácteos?.. ¿Nos nutren tanto como nos dicen?..
Detengámonos a pensar un instante, y no nos quedemos con lo que vemos en  las publicidades, con los mensajes subliminales y con “aceptar” sin informarnos.
¨La  leche de vaca es para los terneros¨
Cuando hablamos de lácteos, están incluidos sus derivados también.
Somos la única especie que consume leche producida por otro animal. Pensemos… ¿De donde obtuvo la vaca el calcio?.. De las hierbas con las que se alimenta.. ¿Sabemos qué nos aporta la leche?
- Grasa saturada, 35g. x litro.
- Colesterol, en su forma mas peligrosa, oxi colesterol, esta molécula reactiva daña las paredes arteriales.
- La enzima  x o (xantinooxidasa) que en estado natural degradan los jugos gástricos, pero que ¨debido¨ a la homogenización industrial (se encapsula en grasa)  generando lesiones  en  arterias y musculo cardiaco.
- Caseína, alergenica y mucogena. El resultado son alergias, congestión de vías respiratorias, formación de moco colonico, daños neurológicos.
- Escaso calcio (generador de cálculos, cataratas, calcificación arterial y mamaria)
- Antibióticos, utilizados en el alimento balanceado y procesos industriales.
- Alto contenido de hormonas que alteran nuestro equilibrio endocrino.
La lista de aportes nocivos continua, pero a modo de resumen podemos decir que la ingesta diaria, regular, y abundante de lácteos genera, desorden intestinal, mineral y hormonal, reacciones alérgicas, e inflamatorias, problemas respiratorios y circulatorios,  mucosidad congestiva, acidificación corporal, adicción.
Por ultimo quiero agregar que nuestro organismo no esta preparado para consumir ninguna leche animal ya que dichas proteínas son muy complejas para poder digerirlas.
¿Cómo conseguir calcio?
Leches de semillas, sésamo, girasol,  almendras, nueces, alpiste, castañas de pará, son las más aconsejables.
RECETA BASE:
Para 1lt. de leche usar:
- 50 gr. o un puñado de la semilla que elijamos.
- 1lt. de agua.
- 1 cucharadita de sal marina.
- 1 cucharada de miel.
- 1 cucharadita de esencia de vainilla.
- 1 ó 2 cucharadas de coco o 1 cucharada de aceite de oliva.
Licuar las almendras o semillas elegidas, con el agua, (no usar todo el liquido) colar con una bolsa de algodón ó colador muy finito, licuar la sal, coco ó aceite, miel, vainilla y agregar a la mescla anterior. Agregar agua si es necesario hasta lograr la consistencia deseada. Lo que queda en la bolsa o en el colador, luego se utilizara para otros preparados culinarios. Guardar en una jarra de vidrio con tapa. Si se desea  se puede entibiar, NO hervir ya que perderíamos nutrientes. También podemos usarla en licuados y agregar cacao amargo para saborear una rica chocolatada!
¡¡INTÉNTENLO!!
Un fuerte abrazo.
Laura.
Bibliografía consultada:
“Hay una cura para la diabetes”, Doctor Gabriel Cousens.
“Nutrición depurativa”, Néstor Palmetti.

Sobre Sandra Magirena

Médica UBA. Ginecóloga y Sexóloga. Especialista Certificada en Ginecología Infanto Juvenil. Miembro del Equipo de Vulnerabilidad Infanto Juvenil del Hospital Álvarez, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, República Argentina.
«
Siguiente
»
Anterior

No hay comentarios:

Comentar