Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style6

Hace mas de 2500 años un hombre de la nobleza que llevaba mucho tiempo buscando la verdad, llego a un lugar tranquilo y se sentó bajo un árbol, y allí decidió.

Ese hombre llego a ser conocido como Buda. quedarse hasta encontrar  su verdad. Al caer la noche venció las fuerzas oscuras del engaño y a la mañana temprano, el hombre obtuvo la recompensa a su paciencia, disciplina y concentración y alcanzo el objetivo final: la iluminación , el descubrió que la ignorancia es la raíz de todos nuestros tormentos, y que el origen de la ignorancia radica en la tendencia habitual de la mente a la distracción.

La forma en que Buda llego a la iluminación se denomina Meditación. La meditación purifica lentamente la mente ordinaria desenmascarando y agotando sus hábitos e ilusiones que no son mas que trampas que impiden reconocer quienes somos realmente.

Poner fin a la distracción seria poner fin a nuestros tormentos, la clave es “ llevar la mente a casa”, a su verdadera naturaleza, a la naturaleza del Ser. Hacia fines del siglo XX los conceptos básicos de la física fueron evolucionando y con los enunciados de la física cuántica  la brecha entre la ciencia y la espiritualidad ha comenzado a estrecharse.

Varias experiencias realizadas con meditadores nos demuestran que la intencionalidad de nuestros pensamientos puede condicionar nuestro mundo exterior y nuestro funcionamiento interior. El método para meditar es solo eso, a medida que la practica avanza la Meditación surgirá poco a poco.

La Meditación no es algo que Ud. Pueda hacer sino algo que debe ocurrir espontáneamente cuando se haya perfeccionado la práctica.

¿Cuál es la utilidad de la Meditación hoy?

La meditación es un método de equilibrio de la persona, mejora la calidad de vida , repercutiendo en el funcionamiento de cada una de nuestras células. Muchos médicos saben que las personas poseen un poder curativo interior, es bien sabido que el buen humor en todo sentido se traduce en salud, y que el estado de funcionamiento de nuestro cuerpo esta directamente relacionado con el estado de nuestra mente y nuestra forma de ser.

La fuerza curativa interior es un energía muy sutil pero sumamente poderosa. Todos podemos aprovecharla, la medicina holística integra al cuerpo con la mente y el espíritu, teniendo en cuenta además , las emociones y el entorno de las personas.

Existen innumerables publicaciones médicas donde queda demostrado que la disminución del stress es un factor importante en las mejoría de las enfermedades y en la prevención de otras. Además la disminución del stress mejora el funcionamiento del sistema inmunológico , la vigilancia interna del cuerpo físico.

La Meditación, la relajación , las visualizaciones, y las regresiones son diversas técnicas que pueden utilizarse par lograr estos objetivos.
La Meditación es una herramienta incalculable para el mantenimiento y la recuperación de la salud integral de las personas.

Además es un método inocuo, sencillo y económico , que esta al alcance de todos , ya que simplemente se trata de utilizar la propia energía curativa interior.
Vivimos en un mundo vertiginoso, rodeados de agresividad, competencia, celeridad, logro de metas , aferrando y poseyendo bienes materiales, a través de actividad y preocupaciones externas laborales.

La Meditación rompe esta forma habitual de operar,  nos lleva a un estado libre , sin deseos de poseer, sin competitividad, sin miedos, libre de preocupaciones e inquietud, por lo tanto no solo lograremos beneficios en el cuerpo físico sino también en el mental emocional.

¿Qué cosas inquietan nuestra mente?

Las  emociones negativas, ansiedad, angustia , celos, miedo, apego, cólera , tristeza, surgen espontáneamente ya que nuestra mente esta entrenada para reaccionar con ellas ante circunstancias externas. La Meditación le da a la mente la posibilidad de liberarse de estas emociones, permitiéndole desatar sus propios nudos y conocer así su propia esencia.

¿En qué consiste la práctica de la Meditación?

Los maestros budistas saben cuan maleable es la mente , por lo tanto si la entrenamos todo es posible. Así como ejercitamos el cuerpo físico para sentirnos bien y bajar el colesterol, es necesario entrenar la mente y el espíritu  con visualizaciones y meditación, y lograr de esta manera el ansiado equilibrio mente-cuerpo.

Los dolores corporales ( óseos , musculares o de órganos ) provienen del cuerpo físico y en general se deben a patología  que podemos diagnosticar a través del examen clínico y los estudios complementarios.

Las emociones perturbadoras proviene de la  conciencia , la ira, la tristeza, el odio, afectan al cuerpo emocional –espiritual y los pensamientos que las sostienen radican en la mente. La Meditación aquieta la mente, la relaja , la serena, es un poderoso inductor de iluminación para uno mismo y para los demas, ya que la luz interior reemplaza las emociones perturbadoras por las verdaderas emocione de la esencia humana que son el amor y la compasión. La mente es como el agua, clara cuando esta quieta y turbia cuando se la agita.

¿Cómo se medita?

Los Maestros dicen” Si creas una condición auspiciosa en tu cuerpo y en tu entorno, la meditación y el conocimiento se presentaran automáticamente”.

Hay que buscar un ambiente tranquilo, donde no se presenten interrupciones, si es posible al aire libre, en contacto con la naturaleza , y si no en un ambiente silencioso o armonizado con un a música suave o mantras..

El cuerpo debe estar cómodo y en sintonía con la mente. Se prefiere la postura sentada sobre el piso ,con la espalda erguida, los maestros dicen “ Siéntese como si fuera una montaña, la montaña esta cómoda y a gusto consigo misma, por fuertes que sean los vientos que la azotan o densos los nubarrones de su cumbre”.

La espalda recta es como una flecha que conecta los chakras inferiores con la tierra y los superiores con el cielo y a su vez los alinea entre si, permitiendo el fluir de prana (energía) por su interior . Los hombros bajos y relajados, las pierna en lo posible cruzadas con las bases de los pies apoyando sobre la región perineal ( esto expresa la unidad de la vida y la muerte, lo bueno y lo malo , la no-dualidad ). Las manos pueden descansar sobre las rodillas con las palmas hacia arriba o bien realizar algun mudra(). Puede realizarse la misma postura desde un asilla si no es posible cruzar las piernas.

En realidad la meditación puede practicarse en cualquier postura , acostado, parado , viajando en un colectivo, la que planteo aquí es la recomendada por los maestros budistas tibetanos, donde se plantea que desde ella se conecta la realidad ( piso o silla) con lo celestial (cabeza erguida).

Los ojos pueden permanecer cerrados o abiertos. Es conveniente para el principiante dejarlos cerrados para evitar distracciones. Las razones de mantener los ojos abiertos serian ,dos: es menos probable dormirse, y además los ojos son las puertas de la luminosidad y están conectados con el corazón ,  centro de la sabiduría, por canales, que permiten el fluir de energía entre ambos, de allí que recomiendan dejarlos abiertos a fin de no bloquearlos.

La Meditación no es un acto de evasión sino  de concentración  y atención para conocernos profundamente. La respiración es el eje central para iniciar la práctica. El aire se toma por la nariz profundamente, tratando de que cada vez llegue mas hacia el Tantiem ( 4 dedos por debajo del ombligo) y valla refrescando todos los órganos; luego, espiramos lentamente por la nariz hasta vaciar por completo los pulmones , tratando de conectarnos con ese espacio que queda al final de cada espiración y antes de que comience la siguiente toma de aire.

¿Cuáles son las técnicas que se pueden utilizar?

Existen muchas técnicas que permiten apaciguar la marea de pensamientos y relajar la mente, cualquiera puede ser útil. Voy a tomar las tres propuestas por el Maestro Sogyal Rimpoché , budista tibetano.

Las técnicas son: Observar la respiración , utilizar un objeto o recitar un mantra.
Para el iniciado la mas conveniente es la primera.

“Observar” la respiración consiste en dejar que su atención repose atentamente en su respiración. En el Budismo se dice que el aliento “prana” es el vehículo de la mente. Prana hace mover nuestra mente.

Como ya fue mencionado, concéntrese mas en la espiración, cada vez que suelte el aire  aflójese y libérese de todo aferramiento. Repose en la pausa espiratoria, vaya lentamente identificándose con su respiración como si se convirtiera en ella, la dualidad y la separación se disuelven, viaje con ella a través de cada rincón de su cuerpo, cada músculo , cada órgano refrescándolo, iluminándolo y relajándolo.

¿Qué hacer una vez logrado el estado meditativo?

Nada absolutamente, deje la mente tal como está , suspendida en alguna parte pero sin perder la atención , debe lograrse un delicado equilibrio entre atención y relajación.

La mente es como un océano tranquilo solo agitado por leves ondulaciones. Adopte una actitud paciente y compasiva hacia sus pensamientos y emociones, déjelos fluir, siéntalos suyos, sea amable con ellos, permítales que surjan y se desvanezcan sin ninguna coerción o censura, como fluyen las olas en el mar. No los evite ni los siga, solo contémplelos. La idea es no pensarlos, permitir que circulen por la mente sin dejarse arrastrar por ellos.

Hay que aprender, no solo meditando sino en la vida cotidiana, a estar libre de apego ( no aferrarse ) en las experiencias buenas, y libres de aversión en las experiencias negativas. A medida que avanzamos se va perdiendo el apego, y esto es señal de volverse mas libre de si mismo, más libre del ego , con una mayor apertura de la conciencia hacia una Conciencia de Unidad, donde se irán disolviendo los miedos , ansiedades y la dualidad, logrando la verdadera Sabiduría del Buda.

¿Cuánto debe durar la meditación, con qué frecuencia se recomienda?

Ya dije que la Meditación es algo que ocurre una vez que se logró la practica.  Se recomienda al comienzo , hacer pocos minutos no mas de 5 , o bien suspender cuando uno se siente incómodo.
Lo ideal es realizar diariamente prácticas de 25 a 30 minutos..

Lo importante es lograr integrar la Meditación a la acción o sea alcanzar coherencia entre la práctica y la vida cotidiana. Integrar significa estar presente en todos nuestros actos con total estado de conciencia, sin que el poder del ego logre distraernos. Los cambios irán surgiendo sutilmente, no sólo en el cuerpo, sino también en el espíritu.

¿Qué cosas me pueden pasar mientras medito?

Pueden aparecer imágenes aparentemente desconectadas con la realidad, de personas desconocidas o desaparecidas , esto pueden ser regresiones.

También se puede experimentar una sensación de que uno esta fuera del cuerpo, como si la mente flotara separada del cuerpo. Esto se denomina experiencia extracorporal
A medida que se avanza en la práctica se irá percibiendo un aumento en la intuición, con experiencia de amplitud de la conciencia, y de conexiones con otras personas.

Todas estas experiencias son  habituales que ocurran y no deben asustarlo, ya que no encierran ningún peligro para  su salud, simplemente dejarse fluir y recuerde que debe permanecer atento a todo lo que ocurra.

¿Qué recaudos debe tenerse?

La Meditación es unas herramienta, si Ud padece algún trastorno psiquiátrico o neurológico consulte previamente con su médico o terapeuta.

Comenzar puede ser difícil , solo es cuestión de práctica, la ventaja no tiene precio, lentamente irá notando la ampliación de su conciencia y el bienestar interior. En futuras entregas iremos ampliando con otras técnicas de meditación.

Dra. Sandra P. R. Magirena

Sobre Sandra Magirena

Médica UBA. Ginecóloga y Sexóloga. Especialista Certificada en Ginecología Infanto Juvenil. Miembro del Equipo de Vulnerabilidad Infanto Juvenil del Hospital Álvarez, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, República Argentina.
«
Siguiente
»
Anterior

No hay comentarios:

Comentar